ColombiaCasino.co

Casinos

¿Cómo jugar blackjack en el casino?

¿Cómo jugar blackjack en el casino?

Blackjack es un famoso y excitante juego de casino, que goza de gran popularidad entre los jugadores de juegos de azar en todo el mundo. Pero, sabes ¿Cómo jugar blackjack en el casino?

Jugar al blackjack resulta bastante sencillo; sin embargo es importante saber que existen algunas instrucciones que debes seguir, si deseas jugar y ganar.

¿Cómo jugar blackjack en el casino?

La forma semicircular de la mesa, permite que el crupier; quien se ubica en la parte recta de la mesa, tenga fácil acceso hacia los 7 puestos de los jugadores, quienes se ubican en la parte curva de la mesa.

Cuando el juego inicia, los jugadores realizan su apuesta; una vez realizadas las apuestas, el crupier cierra la ronda de las apuestas y comienza a repartir dos cartas a cada jugador, las cuales están descubiertas y una para el mismo, también al descubierto.

Luego, cada jugador juega su mano, iniciando siempre por la izquierda de crupier; el último en jugar es el crupier. En este juego, cada jugador se enfrenta directamente al crupier, quien representa la casa. Las normas de la casa, son estrictas y distintas a las de los jugadores.

El valor de las cartas en el blackjack es: el As, vale 1 u 11; las cartas con figuras valen 10 y el resto de las cartas numeradas, valen el número que representan.

El ganador del blackjack, es aquel que con sus dos cartas iniciales sume 21. Los jugadores que queden más cerca del 21 que el crupier, cobran 1×1 de su apuesta. Los jugadores que queden empatados con el crupier, no pierden ni ganan, solo recuperan lo apostado. Los que queden más lejos que el crupier, pierden lo apostado.

En cada turno de juego o mano, el jugador, tendrá la oportunidad de:

  1. Pedir las cartas que desee, siempre que no pase la suma de 21 puntos. Al superar ese límite, el crupier recoge su apuesta y retira le retira las cartas.
  2. Plantarse
  3. Doblar su apuesta, al hacerlo, recibe una carta adicional.
  4. Separar cartas. Cuando sus cartas iniciales sean del mismo valor, puede separarlas y jugar dos manos separadas. Solo debe apostar la misma cantidad de la apuesta inicial.