Casinos en Colombia: características del mercado local y su legislación

Casinos en Colombia: características del mercado local y su legislación

Colombia es conocida en el mundo por sus impresionantes paisajes y por la calidad de su industria cafetera. Sin embargo, hay otro gran atractivo que tiene el país para el turismo y las inversiones: un mercado de juego regulado.

En este artículo haremos un repaso sobre los juegos disponibles en casinos en linea colombia, los requisitos para los jugadores y algunas particularidades de esta plaza.

Cuántos operadores hay en Colombia

Las leyes que regulan el juego en Colombia (la 634 y su modificación, la 1758) son muy claras en cuanto a la operación de juegos de azar a través de internet. La reglamentación se produjo en el 2016 y desde aquel momento rige sobre los operadores en línea que quieren hacer negocios en el país. Esto ha permitido que a lo largo de los años se instalaran grandes inversores.

Publicidad

¿Es confiable Betsson? ¡SÍ!

Regístrate en Betsson de forma segura

T&C aplican. +18. Juegue responsablemente.

Según un informe de Coljuegos, el ente encargado de regular y recaudar lo referente al mundo del juego en el país, en Colombia hay 389 operadores legales, a través de los cuales en la primera mitad del año se recaudaron $2,068.300 millones. Estos fondos son destinados al sistema de salud local.

Juegos permitidos en los casinos en Colombia

En los casinos en Colombia se permiten distintas modalidades de lotería, casinos y apuestas deportivas en persona y a través de Internet. Esto significa que cualquier operador aprobado por las entidades estatales puede ofrecer juegos de cartas, bingo, ruleta, casino online en vivo, tragamonedas, jackpots, torneos de póker y cualquier otro juego de azar común dentro de las salas de apuestas tradicionales u online.

Los juegos solo están disponibles en los locales habilitados que tienen en regla permisos requeridos por la ley. Es decir, deben ser avalados por Coljuegos y por el Consejo Nacional de Juegos de Suerte y Azar (CNJSA) para poder brindar sus servicios de apuestas. 

Además, se otorgan licencias únicamente a operadores en línea que cumplan con los requisitos exigidos por la Ley 1758. Para facilitar a los jugadores colombianos la búsqueda de establecimientos de juego legales, la entidad reguladora del juego en Colombia ofrece un buscador a disposición de los apostadores.

Una legislación de primer nivel

La Ley que entró en vigor en 2016 habla de “juegos novedosos” como la lotto preimpresa, la lotería instantánea, el lotto en línea en cualquiera de sus modalidades, apuestas deportivas o en eventos y todos los juegos operados por internet, o por cualquier otra modalidad de tecnologías de la información que no requiera la presencia del apostador.

Esto garantiza un marco de actuación nítido para los operadores. Ya sea que estén de acuerdo o no con ellas, las reglas son claras. Esto no siempre fue así en Colombia y aún continúa siendo un “terreno fangoso” en múltiples localidades de Latinoamérica.

La legislación del juego online es compleja porque implica hablar de tecnología, aprender sobre términos de homologación y, en general, también hay muchos intereses en juego. Es por eso que países como México, Chile y Brasil están trabajando todavía en una legislación permanente que regule toda la actividad de casinos y sitios de apuestas deportivas en línea.

En Chile, por ejemplo, la nueva regulación está siendo tratada en comisiones en el Congreso. En estas reuniones legislativas se habla mucho de la ley colombiana, ya que ha sido tomada como un ejemplo para la confección de las leyes en el país andino.

Por ese y varios motivos se puede decir que la regulación en Colombia es pionera en Latinoamérica. 

¿Qué jugadores pueden participar en los juegos?

En general, cualquier persona nacional o extranjera que sea mayor de edad puede participar de los juegos de azar de los casinos en Colombia, ya sea a través de internet o en un casino land-based. Los casinos online son los encargados de hacer las verificaciones de edad para asegurarse de que no haya menores accediendo a los sitios.

Además, hay algunas otras restricciones. Por ejemplo, las personas que padecen problemas de salud mental y han sido declaradas interdictas judicialmente no pueden participar en los juegos de casinos en Colombia. A su vez, los empleados de casino que tengan algún tipo de capacidad para influir en el juego, según la definición del empleador, también quedan excluidos de participar en ciertos puntos de venta de juegos de azar. 

Finalmente, jugadores que han solicitado su autoexclusión tampoco pueden participar de los juegos de azar, ya que la legislación hace énfasis en la prevención del juego problemático. 

En resumen, la plaza colombiana se ve caracterizada por un buen volumen de juego en línea y land-based. Es un mercado exigente, con operadores de calidad y cuantiosas inversiones fomentadas gracias a la existencia de una ley clara, pionera en Latinoamérica.